Mi visión

Emilio Diaz-Miranda

Con esta paginas del espacio internacional del internet pretendo contribuir a un mundo mejor, más humano. En todos los sentidos: economía, cultura, pedagogía, psicología, política, etc. Es un proyecto ambicioso, pero a la imaginación humana no hay que ponerle obstáculos. Ya encontramos demasiados en la vida cotidiana.
Estamos en un mundo complicado en constante crísis. Pero crísis no es sólo dificultad, sino que significa también salto, desafío, apuesta de futuro, posibilidad creativa de cambios positivos.
En el mundo actual hay grandes maestros y pequeños maestrillos que quieren dar su aportación a los cambios necesarios en el mundo. Grandes mensajes proféticos o pequeñas aportaciones a reformas concretas.
Hay, pues, la posibilidad de establecer una red comunicativa de intercambios y solidaridad. Lo que en inglés se llama network.
Mi proyecto apunta a crear UNA CULTURA ECUMENICA DE PAZ Y LIBERTAD. Entiendo yo lo „ecuménico“ no como algo eclesiastico o religioso, sino en su significado etimológico, es decir, mundial.
Por eso, titulo este espacio PSYCONAUTA-DM, siendo las letras D y M las iniciales de Dimensión Mundial.
En esta dimensión mundial o ecuménica es donde se mueve esta aventura del espíritu, esta navegación que puede hacer de cada uno de nosotros un psiconauta, una navegador del espíritu.
Esto implica no la exclusión de nadie que quiera crear un mundo mejor donde reinen la paz y la libertad, sino la ampliación de nuestros personales y colectivos horizontes. O sea donde se encuentre un lugar de dialogo. sea entre cristianos (protestantes, católicos, ortodoxos, etc), o musulmanes, o judios, budistas, etc. se trata de incluirles, de hacerles sitio – si quieren – y ampliar dicho lugar a los humanistas, ateos, agnósticos, panteistas, deistas, sintoistas, unitarios, hinduistas, politeistas, animistas, etc.
Y para todo diálogo la mejor base es la comunicación sin violencia.